Ampliar
FUNDACIÓN MAPFRE PONE EN MARCHA LA CAMPAÑA "TEFALTAALGO

Cada vez son más los usuarios que optan por el autobús en sus desplazamientos. De hecho, el número de pasajeros se ha incrementado un 4,3% en 2016, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Se trata de un medio de transporte muy seguro, con baja siniestralidad. Hay menos accidentes, pero cuando se producen el número de lesionados puede ser mayor.

Aún así, en España en el año 2015 ha habido 2 fallecidos, 49 heridos graves y 1.980 heridos leves de las 2.031 víctimas registradas. La antigüedad de los vehículos es un factor relevante: el mayor número de siniestros con víctimas de ese año se corresponden a vehículos con una antigüedad de entre 8 y 10 años. Cuanto más nuevos sean los vehículos, más sistemas de seguridad poseen.

Precisamente para evitar el mayor número de lesionados posible y concienciar a la población sobre la importancia de este sistema de seguridad en los autobuses, Fundación MAPFRE pone en marcha la campaña #tefaltaalgo. Y es que abrocharse el cinturón de seguridad es importante tanto en coche como en autobús. Sin embargo, tan solo lo usa un 29% de los pasajeros de autobuses.

No podemos olvidar que los objetos y personas que se encuentran en el interior de un vehículo pueden ver su peso multiplicado por 20 y por 50 (según la deceleración al salir despedidos del mismo). Llevar el cinturón abrochado evita esto e impide que se choque contra otros pasajeros.

Hay que tener en cuenta que los autobuses poseen un elevado centro de gravedad, lo que hace que sean proclives a volcar como consecuencia de un cambio brusco de trayectoria o de una salida de la vía. De hecho, las posibilidades de salir proyectado del vehículo son grandes debido, por un lado, a la resistencia a la deformación del techo y, por otro, a la gran cantidad de superficies acristaladas que poseen los autobuses. Por este motivo, se hace indispensable la utilización del sistema de retención de los ocupantes en sus asientos.

La campaña #tefaltaalgo de Fundación MAPFRE busca concienciar a los pasajeros de la importancia de llevar siempre el cinturón de seguridad en los autobuses en vías interurbanas tal y como indica la normativa. Los usuarios encontraremos estos cinturones disponibles en todos aquellos vehículos destinados al transporte de pasajeros de largo recorrido, matriculados con posterioridad a octubre de 2007.

El ‘Informe sobre el uso del cinturón de seguridad en autobuses´, realizado por Fundación MAPFRE, con la colaboración de empresas de autobuses como Alsa, Avanza, DBLAS y Esteban Rivas. En los autobuses que hacían trayectos interurbanos de corto recorrido, sólo el 0,7% de los pasajeros llevaba el cinturón abrochado, mientras que 3 de cada 10 hacía uso de él en los servicios de largo recorrido.

En este sentido, el conductor, guía o persona encargada del grupo debe informar a los pasajeros de la obligación de usar los cinturones a través de medios audiovisuales o mediante letreros o pictogramas. Estos deben estar colocados en lugares visibles desde cada asiento. Por ello, en determinadas rutas el conductor avisa de la obligatoriedad de llevar el cinturón de seguridad, proyectándose incluso un vídeo. Gracias a estos avisos, el porcentaje de uso pasaba de un 24% a un 69%. Lo que demuestra la efectividad de esta medida.

Recuerda, el único responsable de usar el cinturón eres tú. Por tu seguridad y la de todos, que no te falte nada. Asegúrate y lleva una de las cosas más importantes: el cinturón.

La campaña #tefaltaalgo, está producida por Fundación MAPFRE en colaboración con Alsa y Avanza, así como con entidades pertenecientes a la Confederación de Transporte en Autobús (Confebus), que también se suman a la iniciativa. Se lanzará en la Operación Salida de Semana Santa.

www.fundacionmapfre.org 06/04/2017